Inteligencia Artificial y Sesgo comportamental

—Zonas grises hay por doquier —continuó nuestro experto—, veamos algunos ejemplos, comenzando por el sencillo y cotidiano relacionado con el presupuesto, fue un caso real: cuando se vendió una compañía del sector gobierno al sector privado, uno de los primeros actos administrativos relacionados con presupuesto y reducción de costos fue desaparecer la muchacha de los tintos, decíamos los colombianos, quien sonrisa flor de labio y tinto o café en la mano entraba a las oficinas de los empleados, estos de corbata o tacón alto, dejando todas las mañanas a las 9:00 am y luego de la pausa del almuerzo la aromática y fresca bebida en el escritorio. No desapareció la atenta y servicial mujer, desapareció esa «pequeña» función de serveuse. Su labor se redujo exclusivamente al otro asunto que atendía, mantener la pulcritud de las instalaciones: en las oficinas, semanalmente, únicamente extraer la bolsa con desechos y, quincenalmente, limpiar concienzudamente; es decir, el grueso o fuerte de su labor cotidiana se dedicaría para el resto de las instalaciones públicas: baños, comedor, pasillos, ascensor, salas de juntas, salas de espera, etc. Quiere esto decir, «mesdames et messieurs», les anunció el propietario del negocio, «compraréis vuestro café en el StartHouton de la esquina antes de ingresar a laborar» … disfruten su tinto —dijo quien exponía; y continuando luego de breve pausa :

—… Esta anécdota sirve para identificar allí una zona gris: a partir del instante de esa eventualidad, no-más-café-gratis, todo asunto relacionado con café es responsabilidad del «dueño de tal información», Tacones-y-Corbatas, por llamarle de alguna manera; información que comprende o implica una taza o dos desechables vacías por día que mientras no están en el bote de basura, pues es información que pertenece al propietario; decimos luego que hay allí o surge allí una zona gris originada en la reducción de presupuesto a lo que se suma el olvido del empleado: la ahora vajilla de cartón del StartHouton rebosa sobre los escritorios, armarios, ventanas, hasta que llega… el aseo semanal.

Breve pausa para respirar…

—Es este un ejemplo, ¡verídico, señores!, de unilateralidad impactando en un contexto tanto en lo territorial como en lo higiénico; impacto originado en el «¿olvidadizo?», ¿qué creen ustedes?, empleado de corbata o tacón…

—«Y no me digan que la solución es ¡una máquina de café en la esquina del pasillo!» —dijo Proyectista, mirando por la gran ventana y detallando en aquello que parecía ser un peatón atravesando el Pont…—, ¿es ese el Pont Victor…?

—Ese es nuestro nuevo puente Pont Champlainreatrapó la palabra el experto en social—, algo similar a eso que dijiste advirtió un socio propietario al evidenciarse un discomfort, mejor, el trastorno de la cotidianidad en este sentido…

—… y treinta y cinco años más tarde estaba diciendo… «don’t tell me that… I don’t buy it!, the solution will never be to buy an artificial intelligent android Sofía … de los tintos!»… ¿cierto? —era Proyectista con otro de sus apuntes, entretenido con el espectáculo ofrecido ahora por el desafortunado peatón y… la autoridad; y pensó… «¡a quién se le ocurre zigzaguear, ¡a pie!, en un puente como el Champlain!»

—Otra zona gris, más compleja, diría yo —soltando la taza de café, agrega Innovador—, es todo aquello que argumenta la filosofía y que la ciencia trata de demostrar como verdadero o falso. A su vez, para la ciencia no todo es posible de ser demostrado de un solo tajo, luego aún le quedan muchas o infinitas zonas grises, súmenle aquellas que emergen y por las cuales la filosofía «se desquita» y argumenta que mucho de lo que la ciencia conjetura, inclusive realiza, es… zona gris.

—Bueh… digamos que sí, lo apuntaremos en el registro, pero aquí nos concentraremos en zonas gris originadas en el sesgo comportamental para elementales o esenciales cotidianidades —dijo el expositor de lo social.

—Yo tengo uno… ejemplo de zona gris… son aquellos huecos legislativos, «micos» en Colombia, en donde por un tecnicinismo, perdón, tecnicismo, un culpable resulta absuelto. Diríamos entonces que la duda razonable es zona gris, pueden apreciarlo en la emisión de TV CorbataYconsejoLegal —dijo el judgemental, o cáustico, Proyectista.

—Cuando una zona gris se está convirtiendo en nube negra afecta la psique y el vivir de las personas en no importa que ámbitos: desde ambientes hogareños, pasando por ambientes laborales hasta llegar a los más altos estratos en las comunidades : la corrupación es un ejemplo de nube negra originada en zona gris, ésta originada en sesgo comportamental…

—Y es por esto que la Intrincanción es la ¡solución!… diría un panfleto de nuestra musical publicidad —dijo interrumpiendo nuevamente el ya no mordaz sino gracioso Proyectista.

Todos parten a reír; y luego de la necesaria calma.

—En nuestra sencilla y cotidiana práctica cuando hablamos de sesgo comportamental, aún no de zona gris, es para referirnos a aquellas cosas por hacer y que entre las dos partes de un acuerdo, o de un «aún-no-hay-desacuerdo», nadie aparentemente quiere asumir o van «cayendo en el olvido», aun si estaban escritas en algún lado, llámese manual de funciones, reglamento de trabajo, guía de cívica, etc.; o, como en nuestro caso del café gratis, si estaban cubiertas por una función cotidiana que ya no existe dado un presupuesto que ya no está. En la cotidianidad muchos, muchísimos, de los acuerdos entre humanos son tácitos, luego, y en este orden de ideas, el sesgo comportamental, atribucional o social, y la “inevitable” zona gris serían de fácil corrección; suena utópico pero déjenme redondear esta idea: cuando digo acuerdo tácito es, a estas alturas de nuestra civilización, todo aquello que podemos asumir sin tanto o mucho inferir, o suponer, uno de estos es el muy mentado respeto por, que en el caso no-sintético, no-artificial, no-antropomórfico [1] , quiero decir, humano, serían la dignidad humana, la persona, la edad, el gobierno, las especies, la bi…

¡Ho, Ho, Ho! ¡Tomen su número y sigan aportando a la lista!

Intervención que detuvo por unos minutos la reunión, consecuencia de las risas dada una fabulosa imitación de un papá Noel, ya saben de quien.

—Estaba diciendo que… este tácito acuerdo no tiene diplomas ni contratos. En nuestra casi hipotética circunstancia Bil entendería enunciados conteniendo palabras o frases como «… ‘el personal de’… ‘merece’… ‘al menos el mínimo de respeto’… bla, bla, bla, bla», pero no hace nada con estas, no porque it doesn’t matter, no le importa, sino por la… representación, el mecanismo que alojaremos como rutina recurrente en su AduV.

—No confundir este estético vocablo representación con «escenificación», o con el asunto cliché[2] imagen, sí, de nuevo Yo, Claudio… bromista… ¡Proyectista! —todos parten a reír, él incluido.

Turno de Innovador:

—Es fácil implementar en nuestros androides Bils la representación, el algoritmo o rutina preventiva-correctiva para casos de sesgo comportamental, y zona gris, que caen en categorías similares a los ejemplos aquí expuestos : del café y el presupuesto enunciado arriba, o aquel sesgo comportamental que “se atravesó” en el camino de Bil: olvidadizo o sin-tiempo empleado, de carne y hueso, utilizador de un baño público … y que nos tiene aquí sentados en esta lluvia de ideas para la creación de nuestro Sistema Operativo intrincador

fin

aparte tomado de Frame Relay …Stream Relay …Relay Crime

El sesgo comportamental (atribucional o social) surge por atribuídas razones o motivos, como por ejemplo, conjeturamos aquí : “falta de tiempo”, “la repetición” (“escaparse un momentico de la monotonía” (no decís nunca “me escapé de la rutina”));o, por falacias (sesgos intelectuales-cognitivos) : si dejó basura en la oficina y en la calle estoy generando empleo (empatía y compasión mal enfocada, sin olvidar la cadena de eventos “sueño americano-like” que origina)

… y las notas …

[1] Antropomórfico: que tiene forma o apariencia humana; o se percibe como si fuese hecho para humanos (un androide, un robot, ¡un affphone!).

[2] Entre las varias acepciones del vocablo cliché, nos quedaremos con la siguiente: idea, frase o expresión que, debido a que ha sido muy usada o repetida, ha perdido su fuerza o novedad y se ha convertido en un tópico o lugar común (tomado de http://www.significados.com).