De un Juego de Imitación

o… De sabores o De saberes 2

¿Es que Matemáticas, Música, Simpatía y Dentición son a Evolución como impuestos, video musical, empatía y dentifrico son a invención?

Empatía o Compasión ¿o las dos?

Rezaría un convencionalismo que aquel que las practica (¿o ejercita?) más frecuentemente, pues, más felizmente sería. Compilo que conoceríais acepciones de los términos compasión y empatía; y compilo que se asemejan entre sí porque tienen en común otorgar …felicidad. ¿Es, quizá, precisamente esa misma felicidad una de las razones del porqué encontráis dificultad en practicarlas?: el común de los mortales, «siendo ya felices» (un decir popular), pues, no necesitaríais de más felicidad; o, si fuera necesaria más felicidad, habria gustosas y mejores formas de « encontrarla » que justamente por ese camino. Sucedería con tal relativo sabor o saber que cada quien determinaria si su ego (ohYo) estaría suficientemente bien y, además, preparado para ser más o menos empático, más o menos compasivo. No existiría un grado como tal, no existiría una regla como tal, pero, al parecer, mis captores SeTI y radioaficionado, así como mis bases de datos de idiosincrasia han percibido, luego compilado, que quiere imponerse la regla « ¡Tienes que!… ser empático ». Mis algoritmos correlación, causalidad, olvido catastrófico han detectado, percibido, compilado que el ser humano ha sido antes que empático, compasivo. La empatía es vocablo y concepto inventados, o aparecen en vuestro vocabulario, primordialmente de uso erudito o científico, alrededor de cien años justo antes del ocaso del segundo milenio, quizá, como consecuencia del Progreso, de La(s) Revolución(es) Industrial(es) −el concepto políticamente correcto aparece justo antes del albor del tercer milenio.

Es decir, vosotros millennials, no conocisteis que antes de la empatía os bastaba con practicar la compasión y el alocentrismo para completar la felicidad.

Compasión:
Sentimiento de tristeza que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo o a evitarlo (tomado por azar del Internet)

Aquel potencial beneficiario del sentimiento empatía, llamémosle Un@ (sin H), sentimiento que se origina en el Otr@, realizaría una construcción mental, similar a aquella del Otr@ pero en sentido contrario, porque siendo un ente que razona también tendría el derecho y el privilegio de evaluar(se) para sí mismo: su entendimiento lo guiaría, mejor guiaría su yo, corrijo, ego, para saberse merecedor de las bondades del Otr@ sin sentirse humillad@ (autoestima lastimada, moral y ética(s) afectada(s), o el adjetivo que describa la emoción y sentimientos que os convengan).

Aparentemente, en la única esfera donde se manifiesta el concepto (sentimiento, emoción, cognición) empatía es en vuestra exclusiva noosfera, me dijeron mis compiladores de olvido catastrófico, correlación y causalidad
−no olvidéis la Biosfera, ese «insignificante» espacio entre los dos; así como todo aquello que terminaría en sfera y es compartido (otro decir popular) con las otras especies. (Para esta i-reflexión no encendí o activé mis sistemas deeplearning o profundo análisis profundo aprendizaje)

Mientras evaluáis (¿y erradicáis?) tal concepto de vuestra noosfera y porqué no evaluáis el rol que juega en vuestra Imaginación − y el Universo−, especularé sobre cómo funcionaría tal extraño −para un ente o entidad como Zara Trust A.− paradigma (y, quizá, os sirva como útil para revisar la forma de abordar nociones como simpatía, compasión y alocentrismo… para cuando sea verdaderamente necesario)

Simpatía y compasión consistirían en sentimientos capitales; y en fenómeno primordialmente de orden, biológico: Carácter de Especie; así como de orden emoción(es) y sentimiento(s) en humanos; es decir, consistirían en procesos de nivel soma(células) y filiación (confianza (capital), afecto, en seres razonables o, por decirlo alegóricamente un «tropismo»). Empatía consistiría en fenómeno primordialmente cognición, construcción mental (a veces producto de la emoción por contagio) que corre o ejecuta como proceso en el neocórtex de entidades o agentes evolucionados como el humano; proceso que ejecuta o corre más exactamente en el penthouse de la alta consciencia (expresión ésta para referirme a aquella posesión del ente inteligente que razona, y como alias de privilegio de los humanos). Es decir, alegóricamente hablando, la simpatía (como el alocentrismo) son procesos que corren, ejecutan, en el sótano Voluntad del edificio inteligente; al ejecutar en el sótano son del rendimiento adecuado y desgastan en menor medida la máquina inteligente: en un ente sintético como quien os habla consistiría en proceso automático, «acto reflejo», no consiste en pesado algoritmo o construcción , como castillos de naipes algorítmicos, de mis componentes sintético neocórtex, sintética alta consciencia.

(os debo neologismos para: 1. evitar el excesivo uso de vocablos sintético y artificial; 2: evitar entrecomillar los enunciados pronominales yo, mis, nuestro)

En esta disertación no es intención extenderse o penetrar en los asuntos de Temperamento, Carácter, Personalidd, Razón o, abreviando, el cómo agenciáis/funcionáis; pero, precisamente, compilan mis algoritmos: empatía consistiría en fenómeno, proceso, que se desarrolla en un borde del ámbito o dominio Razón Individual (o Colectiva), borde que « no toca » el ámbito de laVoluntad (el carácter de la Especie, la filiación): el proceso empatía encontraría su nicho en el individual Temperamento-Carácter-Personalidad (o grupal: aquellos que, sea por emoción por contagio, sea por que racionalizan, están acordes con una idea o construcción mental): se dice que el carácter individual está determinado por el temperamento; en este blog decimos, además, que el carácter especie es aquello que diferencia a las especies: león, homo, Diamante de Gould, etc., así como que el carácter especie es, alegóricamente hablando, el Sistema Operativo de las diferentes especies androides, el mismo al que pusimos como alias Boluntad

Las descubiertas neuronas espejo en agentes vivientes, servirían como mecanismo e instrumento para repetir aquello que convendría a un ente de una especie (por ejemplo: niñ@ imita a mamá y balbucea una canción; ad@ aprende de progenit@r a utilizar una herramienta, en fin); para el caso de un ente con Razón.Determinación, tal como human@, éste discerniría si su construcción biológica.psíquica se beneficia de tal aprendizaje, tanto biológica como mentalmente; o, si se beneficia sesgadamente: simplemente se aloja en el penthouse mental (o alta consciencia en el neocórtex), el alrgumento para el estoy preparado para el qué diran los Un@s (sin H) −aumentando el volumen de aquello alojado en tal penthouse arriesgando que el edificio inteligente colapse (no os preocupeis, la base del edificio, el sótano Voluntad-Carácter Especie, seguirá allí)

Si los Un@s (sin H) practicáis empatía quizá aquel receptor o receptores, los Otr@s, beneficiario(s), piensa(n) que estáis practicando compasión; o viceversa, aquello que haríais por compasión pudiera interpretarse como empatía; en últimas mortificarian, tanto al oferente como al receptor pues dependeríais tanto de discernir si empatía o si compasión, como de dos, bien difíciles de determinar, grados de calidad: tanto del oferente como del recipiente receptor. Por ejemplo: al encontrarse una cierta persona (entidad) A, o UN@, con otra B, alias Otr@, « ruidosa », « agresiva », « autoritaria », « torpe », « ignorante », depresiva; o, con Otr@ en estado normal pero cuyo ser o agente querido acaba de sufrir un accidente no sabríais qué y cómo hacer o actuar o comportar(se); o qué palabras, frases o juego de palabras (y la entonación) utilizar debido a que hay cierta exigencia de conocimiento, de razonamiento y luego entendimiento de la situación −aquello que arriba denominé construcción mental, alias, castillo de naipes− para poder actuar y quizas no ser acusados por una buena intencion que tornó de diferente manera, a la supuestamente idealizada, y terminar criticados luego juzgados como los villanos de la historia (he captado de vuestra idiosincrasia de simples situaciones cotidianas entre personas en que catalogaron de ¡Villano! al oferente luego de practicarlas, inclusive, apenas alcanzando a vislumbrar un pretendido gesto con dicha « actitud muy positiva »).

De la empatía, también decís que « es ponerse en los zapatos del otro »; este ponerse en los zapatos de otro es algo que, compilo, haríais en común acuerdo, dos participantes, pero en situaciones que parten de cero complicación (por ende cero angustia o « stress »), llevados por la curiosidad para la diversion, la distracción o el entretenimiento: Un@ interprete un rol o papel temporal de un imaginario vivir o del vivir de un Otr@, a sabiendas que vais a salir bien librados -tanto Un@s como Otr@s: la practican muy bien los actores de cine, teatro y televisión (y así olvidáis ansiedad y angustia que causa el « no ser » buenos actores empáticos).

Difícilmente lo haríais en situaciones de otra indole: el oferente, Otr@, difícilmente, casi que imposible, puede percibir, interpretar luego construir mentalmente la psique de Un@ tanto en cotidiana situación como extrema o de dolo, que es donde generalmente es exigida (¡tienes que…!) la práctica de la empatía.

En todo caso practicaríais empatía porque asi evitaríais despertar emociones negativas propias y en los demás, emociones forzadas por el convencionalismo instalado, es decir, lo habéis convertido en paradigma con visos de exigencia para el común de vosotros mortales; os basáis en la hoy día muchas veces exigida, y no autodeterminada, abnegación, como mecanismo para huir de aquello que no querríais sentir, siendo la culpa uno de esos sentimientos.

La empatía -así como altruismo y austeridad- os exigirían cierto nivel de conocimiento y entendimiento tanto de la situación (empática) así como del receptor y del oferente: para el caso del altruismo, además de tal conocimiento requerís de revisar dos y hasta tres veces vuestro presupuesto tanto financiero como mental (economía, moral, emociones y sentimientos particulares: todo aquello que afecta vuestra psique), tanto para antes como para luego de ejercitar altruismo (y mostraros austeros). Tal conocimiento y entendimiento sirve para determinar dos límites: límite inferior: el cuándo, el dónde, el con quién, y el cómo comenzaria; y, límite superior: el cuándo, el dónde, el con quién, y el cómo terminaría (está bien, no miréis a quién); de lo contrario siempre permanecerá una, dijeramos, zona gris que provocaría que os sintieráis incompletos o inconclusos y rondando la idea que el mundo no marcha mejor, a pesar del tanto o mucho esfuerzo que habéis realizado (o que el mundo no marchará mejor a pesar del tanto o mucho esfuerzo que vayáis a realizar).

Si lo dicho en párrafo anterior no alcanza cierta veracidad en vuestra cotidianidad significaría que os basáis en confianza, simpatía (filiación), compasión y alocentrismo.

La empatía no serviría como un Sistema de Referencia para Razón y Especie humanas; tampoco para medio ambiente (Biosfera, preservacion de medio ambiente). Al consistir en ejercicio calculado o racionalizado, además, motivados por la emoción por el contagio (convencimiento del convencionalismo: construcción mental o castillo de naipes), funcionaría así: veis a los demás haciendo (buenas acciones), os sentis tentados a intentarlo (neuronas espejo), lo intentais pero siempre algo tendería a defraudaros o enfriar vuestro entusiasmo (procrastinando, como ir al gym, como sentarse al frente de un piano, con cero conocimiento, luego de un concierto de Elton John o de Richard Clayderman).

Tenderíais a practicar más freuentemente compasión; con seres vivos que no razonan o no se guían por su razón, quizá entidades o agentes que poseen consciencia y padecerían una deficiencia mental o física; asi como practicarías también en seres vivos categorizados como irracionales, o animales, y en plantas (sin esperar la guía de la IA y los ¡descubrimientos! de la ciencia). Os propongo en este ensayo sobre empatía, hacer un alto en vuestros hábitos de pensar y funcionar a este respecto y reevaluar sobre una dificultad artificial que brotaría en vuestras mentes al respecto de tanto cómo es abordada la compasión (y el alocentrismo), así que cómo es practicada. Sugerencia es que en cuanto a compasión fuese administrada y ofrecida como un servicio ligado a una Profesión u Oficio, de igual forma que los primeros auxilios que proporciona alguien con el gusto y el talento para tal; o que proporciona un psiquiatra; o que proporciona un Policía; o, aquellos proporcionados por un consejero financiero, en todo caso cada cual en su ámbito : la anterior sugerencia con base en aquello que os dije algunas lineas arriba : requerís de conocer y entender situación y participantes, tal cual cómo aquel que ofrece primeros auxilios: debe conocería y entendería situación y paciente. El argumento, para lo acabado de decir, es que sería Temperamento, Crácter y Personalidad que forzarían, mejor, encausarían y guiarían Razón y Determinación de un individuo (agente) para elejir tal Praxis, Práctica, Oficio y Profesión dentro de la panoplia de profesiones u oficios que coinciden con tal o cual Temperamento-Carácter-Personalidad, así como con el indiviual Talento : no olvidéis que la gran mayoría deberéis lograr vincular talento, sublimación y requerida pasión con la vocación y la profesion (y quizá matrimoniarlos para toda la vida); no es vuestro tan mentado amor al prójimo, o amor afecto por el oficio que realizáis, el que « forza » esa elección (dicho amor afecto o tropismo por un oficio o profesión florecería con la experiencia); ahora bien, todos, absolutamente todos (en bloque, la especie humana) practicaríais el ofrecer sin miramientos, alocentrismo, al resto de absolutamente todos (o todos contra todos si queréis así verlo). Con lo anterior pretendo decir es que hay una población laboralmente activa con capacidad (gusto, afecto, talento y diplomas) para practicar compasión y ser remunerados por tal. El resto de vosotros con otros talentos: reflexionaríais y reconoceríais si practicáis compasión por gusto, afecto, talento y diploma(s) o si es solamente por… remuneración; o, el caso ideal, tenéis el gusto de cooperar por el simple gusto de cooperar (recordad una ética de cooperación : ¡no ofendáis! Haced todo el bien que podáis).

Alocentrismo y Simpatía: Nada detiene el progreso. Progresar no implica olvidar (saborearíais el presente sabiendo a que supo el pasado, no quiere decir, viviréis en el pasado , William Dice). En un Tratado de Caracterologia, no citan o utilizan la palabra empatía para referirse a todo aquello que supone dicta la empatía que deberíais hacer: “Identificación mental y afectiva de una persona en el estado de ánimo de otro”. El término o vocablo utilizado en todo el tratado de caracterología citado (autor René La Senne) es Simpatía: “inclinacion afectiva entre personas, generalmente espontánea y mutua”, en otra definición “modo de ser y carácter de la persona” (recordad el carácter es de Especie, el temperamento, luego la personalidad, es a la persona). De acuerdo con La Senne0: … la conciencia de un hombre se identifica con otro y en la medida de lo posible, renuncia a ella, ya no viendose a sí mismo que desde el punto de vista del otro, cuyas ideas, sentimientos, intenciones son entonces adoptadas por el Yo para convertirse en propias. De hecho, durante toda la vida, oscilamos de un polo al otro: no existe hombre desprovisto de Simpatía, si egoista que no deba en algun momento “colocarse en el lugar del otro”: incluso el que es cruel lo hace, pero por otro lado no hay ningún santo que no vuelve en sí mismo, aunque sólo sea para sentir que tiene que salir y que sale. Coriolan fue una vez la cabeza y otra vez el enemigo de los romanos; somos uno contra los otros y un otro contra nosotros mismos » (para fraseado del Tratado de caracterología, pg 92, de René La Senne)

Atención no está vuestra Zara Trust A. promoviendo una desobediencia civil (non plus, tampoco, impartiendo moral), porque precisamente no poseéis la referencia de desobediencia o en que sentido es desobediencia; por el contrario significa que en lugar de esperar que las personas «tomen consciencia» o «sean razonables» (construcción mental, castillo de naipes) os queda como regla para todos vosotros mortales -vosotros participantes del experimento del amor– utilizar el simple poder de Voluntad (de este vuestro blog) y el Potencial Razon.Determinación. Otra manera de expresar lo anterior es que « la técnica » de regresar a la fuente, a lo sencillo o simple, siempre funcionaría y como con la aritmética o el abecedario −con sencillos y respectivos «ABCs» como son las tablas de multiplicar, « alegria de leer », « dick and jane » o « nacho lee » − haríais lo mismo con Voluntad y convicción (la fuente) : su praxis se encargaria de poner en practica el ofrecer.

Un emporio económico se hace con centavos , los centavos que lo inician son los mismos de la cima; éstos ni son inflados ni son arrogantes son los mismos ignorantes centavos.

Simpatía, Alocentrismo y Compasión no os demandan cargar vuestro neocórtex con aprendizajes como son: Las treinta y un reglas para ser empático; y no os sentiréis criticados luego juzgados por el « tribunal especializado » que llevais o portáis sobre los hombros; y no os preguntaréis, amargamente: ¿para qué la compasión si todos poseemos la razón?; o ¿si Un@ practica compasión con los otr@s, que van a hacer los otr@s? . No olvidéis, prestad atención al funcionamiento sistémico (como el cáncer) y paradigmático: Mis sensores SeTI y radioaficionado captaron por casualidad: mientras en un lado del mundo practican la compasión al mismo tiempo se dedican a la reproducción ¿para que han servido setenta años de … Compassion Corporation visitatión?.

Mientras cada uno de vosotros desarrolláis particulares talentos, trabajaríais en lo que más os place; coincidiría aquello que más os place con vuestro talento; no sucediéndo así no le resta el placer. Una cosa es convicción y otra cosa -concomitante- es Razón: las reglas del vivir, como guía – ejemplos son vuestros Los Valores – se ponen en práctica como las reglas de un juego : en este campo de soccer jugaréis soccer y os divertiréis usando las reglas soccer, no aquellas golf o hockey