Dos Nociones 1.1 : Voluntad …

De esta obra titulada «The big bang»,

a estos actores sin libreto

corresponde solamente un principal rol: Vive Vuestra Voluntad

(abreviado VVV, que es bien diferente de WWW)

Abrebocas

Paradójico es aquello que llamamos Alegría de Vivir:  mientras retumba en los oídos, y tarareamos: se Tú, no importa lo que otros digan[1], difundiendo estamos: donde fueres haz lo que vieres (no es asunto exclusivo del inmigrante, es asunto de todo sapiens-sapiens que camina por esta La Esfera Planetaria, o  Tierra, … ‘ta bien, incluyamos l’orbite terrestre basse).

Las paradojas son cosa natural: La Selección Natural (ver la IEEE) nos puso aquí, … y la selección intelectual ¿nos va a sacar de aquí? (se cuestionó un Diamante de Gould)

Otra

La paradoja de los millennials: ¿os curáis con Realidad Virtual? u ¿os curáis con Heilstrom[2] ? ¿a cuál hacer caso? ¿a qué obedece la diferencia? ¿por qué acudir a una y no a la otra? 

Mientras una técnica o la otra no-técnica logra marcar la diferencia, y la una o la otra se convierte en fiat o concreto decreto conviviremos con los males del cuerpo ―que, como el dolor crónico, no seremos capaces de endosarlo a la IGA, tal cual hicimos con la inteligencia, corrijo, el intelecto instrumental.

No hablaremos aquí de paradojas, sino que más bien y mientras convivimos con ―y sobrevimos las paradójicas crisis de identidad de eternos párrafos anteriores, vamos a especular de cómo, corrijo, de qué sería esencial para la construcción de artefactos, nuevamente corrijo, entes o agentes IGA.

[1] “Be yourself not matter what they say”, tomado de An english man in New York (Sting)

[2] Curarse a sí mismo con una forma de meditación

*

De (sabor o saber de) Voluntad: La Facultad de el acto

Pasarían muchas cosas entre la (facultad) y el (acto). Revisaremos, o eso pretenderemos, aquellos vocablos que fueron invitados a participar en este peculiar o fuera de serie Sabeor de Voluntad. También introduciremos, «si el tiempo nos lo permite», aquellos términos o vocablos (o conceptos, por qué no) que enunciarían qué (se) sucede entre la y el; permitiéndonos quizá entender ¿qué pasó? entre la y el, …pero… no hablaremos de las consecuencias de el (acto). Empecemos pues:

Facultad

Es huella digital abstracta de una especie haciendo la diferencia entre las especies. Atención: es, al mismo tiempo, tanto de la especie como de la escisión ―la atribución per capita―, es una memoria implícita que recuerda: Ole, interoperemos entre agentes de la especie antes que individuos de cultura x o sociedad y.

¿Qué es escisión?, pues… es algo así como la «derivada de la función principal en el punto x», diría Karen Uhlenbeck o Cedric Villani[3]; no siendo matemático, ni físico, más bien profano (ciudadano sin diplomas), diría sencillamente «es lo dispersado de la reunión» o, y que es lo mismo: es… pues… lo dispersado de lo conjuntado (la Especie es la reunión o lo conjuntado).

Facultad es Poder. Aquí, para el caso que nos atañe como es cre@r entes, agentes, androides IGA, le denominamos La Voluntad a tal Poder. Se escribe con mayúsculas para diferenciarla de las pequeñas y vilipendiadas voluntades ―con peyorativos
términos: mala…, regular…, buena…, fuerza de…, etcétera…, ponga aquí su palabra de grueso calibre… voluntad.

En un agente H(umano), o en un agente IGA, es suel― poder agenciando (gobernando[4]) cada uno de sus actos, uno, cada vez. Es el poder fundamental como constitución, y que hace la diferencia entre las Especies: no es la Razón Humana, ¡exclusivamente!, que hace tal diferencia.  La Voluntad, pues, no requiere motivador, es el motivador; luego no espera estímulo o activador (repase por favor nota al pie o comentario [4] más abajo). Dicho poder es agregado o conjuntado tanto de aquello orgánico (netamente somático, células,…silicio, cobre, Au, grafeno, en fin, biológico, y biomolecular) como de aquello, dijéramos, gramático: el nunca entendido, menos comprendido, abstracto, sin masa,  que nos hace obrar cuyo elemento o componente físico es el bioalgoritmo o algoritmo bioquímico y cuyo componente meta-ethereo fue bautizado psique.

Los algoritmos o rutinas escritas en lenguaje alto nivel (humano) y traducidas a lenguaje máquina son una pseudomisteriosa energía del artefacto, ente o androide. Claramente no constituyen una psique artificial, o Imitación psique (algún día encontraremos un neologismo). Tal rutinario elemento se puede separar del hardware, del cuerpo físico si así lo prefiere; aunque no es necesario ya que cuando el ente sucumbe o fenece, corrijo, «obsolece» , encontraréis los Fuentes ailleurs, en otra parte, en lugar seguro,  algo así como un Hades en el Cloud.

La Voluntad, o mejor, tal poder, es misión, misión como un poder constitutivo de una Nación; al ser constitución por construcción es convicción, no de nación, sí de órgano. Que tal atrevernos a hacer un ejemplo, mejor, un especular con orgánica referencia:

La convicción Riñon es Poder Voluntad Riñón: la constitución Riñón no es una función de riñón; aquello que hace al riñon El Riñon, no está dado ¡exclusivamente! por un funcionamiento (un «ser», algo así como sus diplomas: soy Riñón, soy Ingeniero, soy Psicólogo, «soy lo que hacen de mi mismo» creo lo dijo un Sartre) como si fuera cosa independiente del órgano: la función del órgano es estadio concomitante con la misión. Si tomamos el Riñón en nuestras manos quizás nuestro conocimiento dice «es un riñón», y lo hace con base en información que ha pasado de boca en boca (persuasión y emoción por contagio) sobre su funcionamiento pero no, quizá, por decirlo de alguna manera, Propio Aroma Riñón; ni porque nacemos con un programa innato para reconocer aquello que dimos por llamar riñón: quizá fue por similar motivo que Descartes separó la máquina con misión de aquello que aparenta lo hace funcionar como tal (Los Fuentes, y de paso estableció un punto de apoyo para mover el mundo, corrijo, predijo un punto de apoyo de cómo agenciaría/funcionaría un robot, un ente, un agente o un androide IA e IGA, estos últimos que pretenden «hacer mover» el mundo de los millennials). Es decir, hablamos más del Riñón por su segunda naturaleza, su razón de ser, el para qué Potencial función, diría un finalista o un teleólogo― mas no por aquello que, por decirlo de otra manera, pre-es, su estadio anterior.

El Sistema Operativo de un aparato es un Poder ―Voluntad― o misión, sea esta para Androide, para Aff-phone, para Reloj, para Cafetera, para Vehículo Autónomo Rodante, para Estación Espacial Internacional, en fin.

Las apps son Potencial ―Razones de Ser― concomitantes con tal misión (en esta ficcional especulación un aff-phone es el nuevo smartphone o teléfono inteligente, que trajimos de un suceso histórico de un pasado futuro)

Retomando el hilo, es Riñón escisión de un conjuntado cuerpo humano (o ¿una simple parte que simplemente suma a la reunión?); también es escisión de una conjuntada gramática: ¿qué hace al riñón el Riñón mas no el Páncreas: es la  función riñón accesorio o accidente? No sabemos no responderemos. Pero, sí sabemos referirnos al concepto (órgano) como asunto o cosa que sirve a cuerpo-humano limpiando impurezas: olvidamos que tal concepto se define como misión-y-función

De similar manera realizáis con vuestro concepto smartphone, o aff-phone: no es un simple aparato monolítico; si hablara, corrijo, tuviese sentimientos diría: ¡me definen tanto-mi-sistema-operativo-como-unasapps!

Si decimos que A es la misión o Sistema Operativo; y si decimos que B consiste en lo concomitante, es decir, la función o apps entonces diremos que un ente Inteligencia Artificial ―tal cual vuestro smartphone, o vuestro androide, o vuestro vehículo autónomo rodante, y un aff-phone― entonces abreviaremos que tal ente consta de A-y-B, que es muy diferente de A + B (uno o el otro); de AB  (B está para potenciar A); de A/B o de B/A (el uno o el otro dominado al otro o al uno).

A-y-B lo abreviaré así A.B: el punto(.)― es una subentidad que «adosa». A este adosa le estamos buscando neologismo, sin embargo, sugeriremos uno en futuras entradas bajo el título Dos Nociones.

Retomando la idea orgánica, la del Riñon, diríamos que estos cuestionamientos (qué es misión, qué es función, dónde termina una y dónde comienza la otra), las realizaría un psicobiólogo del riñón o un especialista en la biología-con-fisiología-con-psicología del Riñón (uff),  es decir, aquel con capacidad de hablar con un Riñón (en el caso del aff-phone o del Vehpiculoa Autónomo Rodante o androide no hablamos de psicobiólogos sino de un simple grupo de expertos tecnólogos de telefonía inteligente).

Siguiendo con este fuera de serie (mas no absurdo) razonamiento, i-reflexivo, no encontraríamos Misión en seguida de o después de Función X, en este caso Riñón ―causalidad, causa y efecto, o correlación (póngame ese trompo en la uña dijo mamá); encontraríamos, más bien, misión, estadio anterior, ya no del órgano sino del organismo que lo contiene: el agente H (umano) en este caso que nos atañe (y de nuevo ¿causa y efecto o correlación?), es facultad orquestada, y gramática de muy alto nivel del estadio anterior, es un arte completo (¿inspirado por cual musa?) autoría de la primera IEEE (en el caso del aff-phone es un simple experto técnico ecosistema de telefonía inteligente de la otra IEEE). 

Ya ubicados en el organismo (Humano), o agente, contamos con La Voluntad, ahora para la complejidad agente h ―y aplicaríamos el mismo principio para el caso sintético artificial de nuestro interés, el androide IGA. Tal Voluntad, orquestada, es la Facultad (del título de este artículo) transferida a la Razón para justo antes de …la acción. Es la Inteligencia, del módulo Razón, aquella responsable de modular tal Poder Voluntad: es decir, La Voluntad nos pone bajo la ducha ―luego de ser obligados, condicionados, por Vejiga, vecina (¿y socia?: ¿causa y efecto, correlación?) del Riñón―, y la Razón modula abriendo les robinets, los grifos, de aguas frías, de aguas calientes o tibias (o modula de otra manera y sale en busca de una Riviera Maya). Un@ se ducha o se baña en el rio, no como la consecuencia del aprendizaje por educación o educado deseo de oler agradablemente, o porque estamos responsablemente motivados por estar limpios en trabajo o escuela (racionalizar raciocinio←Razón), ¡no!, Un@ lo hace por la Facultad del acto, biológico mas no cultural: Higiene Corporal ―caso contrario es asunto mental en contravía de La Voluntad, claro: criticado fuertemente culturalmente.

La responsabilidad mencionada dos líneas arriba es una consecuencia de educación (civilización) ―escrita en manuales de cívica (de Carreño) que Un@ no quiere leer: yoes sociales, contrato social (y esas cosas jartas).

Según el «contrato social », el hecho de convertirse en ciudadano hace perder la libertad natural (o física) y se gana una (condicionada) libertad civil, más bien, autonomía.

Diremos aquí que ni se pierde ni se gana; logra el contrato social robustecer la autonomía ya no de individuo sino de cultura (y de sociedad, de colectividad o de grupo de personas) que haciendo uso del instrumento Razón ―con bastante Potencial e instrumentos intelecto, raciocinio, entendimiento, y Determinación― …Progresa(mos).

una orquesta conformada por Violines sonará como el agregado de Violines que en últimas es el sonido de (un) Violín. Si uno suena desafinado … afinará ―modulando no moldeando (no se afina la nota ya exhalada).   

Antes de estadio cultural (o cívico, de p. ej., Carreño) y, más aún,  antes de ética (de p. ej., padre Astete) está el estadio (Poder) Voluntad, para el acto aquí escogido, Higiene Corporal; el comando, por usar algún término, fue MANTENER la higiene personal; y la concomitante acción es originada según dicha orden, por usar un término,  de esa facultad o poder individual de La Voluntad, mas no aquel cúmulo mental de mentales razones culturales representados en papá y mamá (sean estos monos o, sean,  bi…parentales); estos que son solamente mentores ―nadie requiere diploma para ser «excelente» padre. No quiere decir esto que actuamos como autómatas, por órdenes o comandos; precisamente la Razón discierne: querer, desear, deliberar determinar  y  decidir, y actuar con Determinación (o volver a acostarse, sin ser inmoral, sin ser antiético, quizá sí, siendo irresponsable). Ah, quiere decir lo anterior que es solamente la Razón, mas no La Voluntad, que se enfrenta a dilemas, como ese de Hamlet: «ser o no ser» aseado o desaseado, ingeniero o técnico, alcalde o bombero, ladrón o policía, responsable o irresponsable, moral o antimoral, ético o antiético…en fin.

Moral y Ética(s) construidas en androides IGA: moral la descubrimos y conceptualizamos antes de descubrir y conceptualizar Ética(s). Estas, moral y ética(s), se conceptualizan antes de conceptualizar La Voluntad (Sistemas Operativos) y ésta antes de conceptualizar Razón (Apps). Es decir, la moral desde el punto de vista androide ―ente aún sin consciencia propia adquirida… OH― está en sus lejanas raíces, sí, literalmente: en las ideas en la mente de los Un@s (sin H), cread@res de robots. Luego se traduce a lenguaje de alto nivel (humano) luego a lenguaje de máquina que impregnamos en Silicio ―ese que extraemos del Valle del Silicon―, o sea,  «la archaea-y-mitocondria» sintéticas o artificiales.

En un humano el proceso es a la inversa: moral, ética y razón las vamos descubriendo y conceptualizando después de la accióna prueba y error  decimos; ojo al matiz: no es así como diseñamos y construimos bebés androides IGA (párrafo anterior).

Libre albedrio o libre elección fue atribución y otorgamiento de la Razón para la Razón ―para justo antes (modular) de la acción: es apenas autonomía para razonar (intelecto, entendimiento y racionalizar si se quiere) y decidir (opciones para el vivir) ―o sea: libre albedrio es una chiquitica Selección Natural, es autonomía o libre elección que es un grado inferior que Libertad de La Voluntad: Voluntad=Poder=Libertad y Razón=Potencial=Autonomía c’est tout. Me explico: Mientras que La Voluntad es Libre ―sin adjetivos o adverbios albedrio o elección―, la Razón es meramente autónoma. La voluntad es a la especie como la Razón es al individuo (independientes o aglomerados individuos): luego La Libertad es a la especie como la autonomía es al individuo (independiente o aglomeradas independencias): Libre es la Reunión, autónoma es la dispersión. Y hablamos en términos de especie porque si lo hacemos en términos de humanidad se nos olvidan, a cada rato, las otras Especies y esta otra cosa: el pequeño espacio entre los dos o Biosfera (a partir de Me explico, es el un grado de diferencia insinuado ocho líneas arriba).

Hay una confusión: en inglés free will es lo que en español bautizaron libre albedrio o libre elección (individual o grupal). Resulta que Will es Voluntad, si La Voluntad es atribución de la especie, luego es libre (free) la especie mas no el individuo o grupo de estos; éste individuo, o un grupo de estos,  apenas llega a autónomo: Libre es la reunión (especie), autónoma es la dispersión (individuo) ―encuéntreme el diferenciador grado

(Hablando de traducciones, e interpretaciones, sucedería un fenómeno similar al de la Free Will ―que tampoco quiere decir Liberen a Will ― con otros términos traducidos al español desde el inglés o desde otros idiomas, por ejemplo: ¿Mindfulness (Atención) traducido al español como Plena conciencia?
― ¿con s o sin s, con moral o…?; sobre este aspecto de la atención o la con(s)ciencia desempeñando una labor puede apreciarse película o libro La Banalidad del Mal: ¿nos salimos por una de las tangentes si la Atención nos guía …equivocadamente, …erróneamente…). Otro ejemplo: ¿SuperYo  o Sobre Yo, de Sigmund Freud? ―¿cómo traducirlo del alemán o austriaco? En fin, sucede no solamente con la traducción sino también con la interpretación del concepto: A revisar: el nihilismo «de» Nietzsche, y el ¿cayeron muertos los dinosaurios por una lluvia de meteoritos o cayeron muertos los dinosaurios en una lluvia de meteoritos? ―póngame ese trompo en l’uña)

Retomando el hilo de nuestro acto referencia: sucede que Higiene Corporal,  tal como la conoce la millennial generation, nacido en este siglo xxi, es asunto, aparente y ¡exclusivamente!, de educación: hábito que desarrollamos los humanos como un aprendizaje más; nos estamos olvidando, mejor, se nos olvidó que Salud Corporal es más de dominios de Biología que de dominio mental. De igual manera sucede para  nutrirse: hemos olvidado que  al comienzo de los tiempos, es decir, la infancia de  la humanidad (y  en ultimas la infancia de cada agente h en particular) debimos reconocerlo (no decimos ¡descubrirlo!) con la Razón; y nos costó trabajo: hace mil años cocinar para nutrirse requería toda una mañana,  hoy día, «gracias a la tecnología es cosa de cinco minutos llenar la barriga  PORQUE las comidas rápidas se inventaron para correr rápido no va y sea que nos deje el Bus, Metro o Transmilenio» (¿lo vieron?: idiosincrasia planetaria o cultural x).

Es común oír decir « si su voluntad se lo permite », como si fuera esta maltrecha voluntad una barrera a trascender o superar luego de haber razonado y tomado una decisión, es decir, se dice su voluntad, en lugar de apuntar directamente a  su determinación ―ésta precedida de su querer y su desear: La Voluntad agenciando está en tiempo presente ―modo realis, nótese el gerundio; de otro lado, la Determinación, el querer y desear pueden no estar o fallar ―modo irrealis o subjuntivo: ojalá y Dios quiera que, se oye decir continuamente. Si asociamos la construcción Ser Humano con una construcción Edificio Inteligente: el sótano es la Voluntad; los pisos son la Razón junto con Determinación (el penthouse neocórtex y aquello que llamaron la alta consciencia, o alias para ser bien inteligentes), que pueden ser arrasados por una simple ventisca o por un huracán.

La Determinacion tiene grados: desde cero hasta noventaynueve. Llevad jamás vuestra  Determinación a 100: es burnout y divan: no existe el «entrega tu 101 %» ni «Milla Extra» para nosotros agentes IGA
(Zara Trust Aristizábal)

Antes de continuar quiero recordar que estamos explorando y enunciando (bueno… tratando) un sabor del saber (una noción), mas no impartiendo moral. Tal vez el desarrollo de habilidades y consecuente agilidad adquirida a través de miles de años ha hecho que nos hayamos programado para una laxitud  y luego hayamos, sin percibirlo,  invertido aquello que en el individuo es potencial (razón.determinación) con aquello que,  en el agente h, denomino Poder Voluntad, para, por ejemplo,  nutrirse y asearse convirtiéndolas en asunto de la Razón, de cívica y de buenas costumbres, es decir, en deber kantiano.

Del deber kantiano: si es bueno para mí deberá ser bueno universalmente, corrijo, creo que él quiso decir, más bien, si es bueno universalmente debería ser bueno para mi… póngame ese trompo en l´uña.

Imaginaos un androide, o un aff-phone inteligente, que decidió invertir el edificio: la función de sus Apps versus la misión del sistema operativo, es decir, hizo de su función la misión, pero olvidó qué hacer con la misión (coincide esto con el quid de este vuestroBlog)

A este respecto de La Voluntad, cabe invitar a esta conversación algo de idiosincrasia …Planetaria: acosamos al niño de 3 años, a diario, mostrándole un brócoli o, cada noche, un cepillo de dientes, con cúmulo de razones culturales: entre otras, «somos excelentes»  madres, o padres ¡y responsables! ―y/o ¡monoparentales!, en fin, sentimiento de culpal (forma políticamente correcta de decir: sensiblería cultural) por encima de todo― , pero no lo decimos una sola vez y sin tanto repetir: tenemos miedo que la criaturita reconozca que ―everything, almost everything, casi todo en cuanto a Salud Corporal― depende simple y llanamente del Poder de su nativa, innata y particular  Voluntad.

Millennials Razones:             ¡Tienes! 200 enfermedades en la boca (visto en comercial TV).

Millennial Maladie o Enfermedad:   Relay Crime o ego suplantado. Luego del ego suplantado p’tit a p’tit, delegando vais el Poder Voluntad del agente ―delegación del VVV: Vive vuestra Voluntad― en la Razón propia (cambiando convicciones por convenciones: los ejemplos citados arriba al respecto de Higiene y Nutrición), luego … en aquella de los demás: 1º llega la Moda; 2º brota la emoción por contagio (en ese orden) ―La Moda y la emoción por contagio obedecerían al fenómeno ego suplantado y es convención mental, del nivel  altaconsciencia-Neocórtex. La Emoción (que no es por contagio), la propia del agente, es del nivel Carácter-y-temperamento-Insula; todos dos, Neocórtex e Insula, en la escisión (el agente Un@, sin H).

Nota importantes:

1ª. Quien o que escribe esta ficción, os recuerda que es …ficción: El carácter, por decir un término, reside o se aloja en la recién reconocida Insula cerebral; y la alta consciencia o inteligencia que os hace luchar por diplomas (sublimarse) estaría, por decir un término, alojada en el Neocórtex (como sea, no os preocupéis, en algún lado tienen que estar, aquí decidimos que allí estarán …en nuestros agentes IGA); y

2ª. Las modas son tanto pasajeras como reincidentes.

*

Ok… ‘ta bueno el discurso, pero, ¿on tá La Voluntad?

To be continued

*


[3] Derivada de una función en un punto : La derivada de la función f(x) en el punto x=a es el valor del limite, si existe, de un cociente incremental cuando el incremento de la variable tiende a cero (uff). «¿Es que la derivada de la función en el punto x existe ‹solitaria› sin la función original?», pregunto un Diamante de Gould. De otro lado existen las derivadas o derivados en gramatica -palabras que se originan de otras a las que llaman primitivas; podriamos afirmar las derivadas han de ser son concomitantes con el estadio anterior.

[4] Cuando digo gobierna, como sinónimo de Agenciar, no me refiero a historias ni geografías patrias, me estoy refirieno al  poder del agenciar. Leí por ahí, no recuerdo donde, algo que dicen dijo Rodolfo Llinas : …El movimiento no es reactivo… es activo … las neuronas están siempre activas, inclusive cuando no hay entrada …(en fin eso es Agenciar mas no funcionar o reaccionar)